La Laguna de Alcuzahue

Laguna de Alcuzahue en Colima

Se cuenta que en el vaso de esta laguna existió en una ciudad encantada. Aquí tenemos algunos de los relatos que cuentan sobre esta mítica ciudad.

Lorenzo Valdovinos, un rico de Michoacán que tenía un pacto con el diablo y quien cada vez que necesitaba dinero enviaba a un mozo a llevarle dos costales de monedas de oro de la ciudad encantada. Según se cuenta, en la vida de Vandovinos nadie llegó a saber de donde provenía su fabulosa riqueza, pero cuando murió y ante la extrañeza de la gente al ver que tan inmensa fortuna de la noche a la mañana se perdió en la nada, el mozo platicó de qué manera su patrón había estado obteniendo el dinero, y aclaró que si antes no dijo a nadie lo que sucedía en sus repetidos viajes a la lejana ciudad, fue porque Lorenzo Valdovinos lo tenía amenazado de muerte.

Otro caso que recuerda Don José es el de un señor que viajaba por el antiguo camino de Tecomán a Ixtlahuacán. Dicho hombre nunca había transitado por aquellos desolados parajes y por eso se sorprendió al contemplar como a la mitad del camino, en una hondonada que estaba hacia donde el sol sale, una bellísima ciudad. Picado por la curiosidad, el hombre quiso entrar a conocerla y tomó por una de las calles que la condujo hasta el centro donde había un mercado lleno de gente que compraba y vendía las mercancías en medio de un gran bullicio. Al forastero le llamó la atención que todo aquello era muy bonito; las casas y los portales estaban pintados de blanco y la gente era güera y chapeada con la piel bien lisita como de porcelana. Ya que anduvo un rato por ahí, compró dos pedazos de carne en el mercado y continuó su camino.

Al llegar a Tamal, un pueblo indígena que está un poquito antes de llegar a Ixtlahuacán, el hombre tocó a una puerta y pidió permiso de asar la carne que acababa de comprar en la ciudad.

-Pero ¿Cuál ciudad? – le preguntaron. ¡Si por aquí cerca no hay ninguna ciudad!

-Cómo no! –les dijo- ¡Si yo mismo acabo de estar ahí! Aquí queda nomas brincando este cerro…

Para demostrarles su error, el hombre sacó de su costalillo los pedazos de carne que traía, pero al tenerlos en las manos va viendo que eran dos cagadas de vaca, todavía calientitas y olorosas. Fue hasta entonces que se dio cuenta que había estado en la ciudad encantada.

Otra historia alrededor de la Laguna de Alcuzahue es la que relata sobre una pareja de enamorados que según la historia, una noche un galán raptó a su amada por acuerdo entre ambos y huían de su familia y la venganza llevándola en ancas de su caballo. Iban perseguidos por el padre de la joven y una cuadrilla de rancheros que lo acompañaban. Sintiendo que los alcanzaban, el enamorado invocó al genio del valle y le ofreció su alma a cambio de que los ocultara. El genio aceptó el trato y los ocultó en un pueblo al fondo de una cañada, enviando además una feroz tormenta que detuvo a los perseguidores. Llovió tanto aquella noche que al amanecer se había formado una laguna –Alcuzahue- y el pueblo quedó bajo sus aguas atrapado para siempre. Hay quienes aseguran que en las tardes de domingo, si se escucha con atención, es posible oír el llamado de las campanas de la iglesia del pueblo desaparecido y sumergido en las profundas y oscuras aguas de la Laguna de Alcuzahue.

Si te gustan las leyendas y mitos entonces te recomendamos:

leyendasmx 200x57 La Laguna de AlcuzahueleyendasES 200x57 La Laguna de Alcuzahue

Leyendas similares:

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>